Ermita del Santo Cristo de la Expiración

Home » Ermita del Santo Cristo de la Expiración

La Ermita del Santo Cristo de la Expiración, la única que queda en la actualidad de las tres que llegaron a existir en el municipio. Antiguamente se la denominaba «El Humilladero» que eran los lugares con una cruz o una imagen que había a las entradas de los pueblos y junto a los caminos. Está datada en el S. XVI y se va construyendo en diferentes fases, en función de las aportaciones que se van haciendo para la obra, de ahí los distintos estilos arquitectónicos: está construída con el tradicional «aparejo pinariego» y con influencias toledanas. En el siglo XVIII (1757) se edificaron la sacristía y el retablo y se pintó la cúpula. En 1773 se finalizó con la construcción de la espadaña y parte de la bóveda, con los materiales de la antigua Ermita de la Trinidad derruida en aquel momento e inexistente en la actualidad. Por último, fue totalmente restaurada en 1968 quedando tal y como está hoy en día. La restauración y la pintura de la cúpula es obra del pintor vallisoletano afincado en Nava, Eugenio Tejedor.